sábado, 2 de abril de 2016

EL GLOSARIO DE LA TEORIA DE LA DISTORSION










La Teoría de la Distorsión ofrece un nuevo y revolucionario punto de vista sobre los Encuentros Cercanos con OVNIs. Para ello, ha creado su propia terminología para definir su complejo contenido. A continuación vamos a enumerar y explicar muchos de estos preceptos para mayor comprensión del interesado: .



AGENTE EXTERNO
Define al “operador” o “ente” desconocido que interactúa, bajo parámetros no determinados, con la psique de los testigos para la “fabricación” de una supuesta experiencia OVNI. Probablemente, ninguno de los aspectos físicos o acciones que expone en sus múltiples manifestaciones obedece a su verdadera apariencia o propósito. La finalidad del “agente externo” es hacer creer a los eventuales testigos, mediante una compleja “proyección holográfica” que están presenciando el aterrizaje de una nave extraterrestre y el desembarco de sus tripulantes. Pero nada de esto obedece a una realidad empírica, ni tiene una continuidad física en nuestro universo después de que la experiencia haya acabado.
Pero ¿quién o qué es el “agente externo”.
El “agente externo” puede ser algún tipo de entidad energética parasitaria que necesita de las creencias humanas, o, de la interacción con las personas para “alimentarse” o “subsistir”. Es muy factible que el “agente externo” sea el instigador de muchos mitos y folklores presentes en la humanidad y haya utilizado diferentes mascaras y ropajes para presentarse a la humanidad a lo largo de los siglos. Aunque este “camuflaje”, nos es sinónimo de una hábil y grandiosa manipulación psíquica, como han pretendido algunos investigadores, sino que, al utilizar los contenidos inconscientes de los testigos, es obvio, que las manifestaciones del “agente externo” tienen que ser sincrónicas a los intereses, pensamientos y avances de la época.

La ciencia ficción no anticipó los contenidos que posteriormente encontraríamos en los encuentros cercanos, simplemente sirvió de base para el desarrollo de los mismos. (Ilustración pertenenciente a Buck Rogers. Prince Mars of Mars. 1930)
Una imagen muy sugerente de 1944.






Tampoco puede descartarse que, en ocasiones, el “agente externo” se limite a utilizar creencias latentes en la sociedad para su propio “beneficio”. El “agente externo” utiliza subterfugios y engaños constantes en sus contactos con la humanidad y no parece querer influir de forma soterrada, para realizar grandes cambios sociales, ni, parece mostrar el menor interés por el devenir de la especie humana. El “agente externo”, aunque aparente lo contrario, no pretende bajo ningún concepto, la transmisión de algún tipo de mensaje científico o filosófico, más allá de los conceptos desarrollados por el propio ser humano





CREACION MENTAL COMPARTIDA
Cuando el “agente externo” entra en comunicación/interacción con la pisque del testigo, a nivel inconsciente, se produce una transferencia de información que se verá plasmada/integrada en la experiencia de forma distorsionada para que el observador no la identifique como propia. Todo lo visualizado durante la manifestación será fruto de la simbiosis entre ambos operadores, el desconocido y el humano, que se plasma mediante un tipo de “proyección holográfica”. Por tanto, la mayoría de los detalles y elementos que conforman un encuentro cercano, pueden ser perfectamente rastreables en la psique del testigo. Los más evidentes serán todos aquellos ingredientes “estéticos” únicos e irrepetibles (algún rasgo particular del humanoide, algún detalle específico del platillo volador, etc.) que no se encuentran en otro tipo de eventos similares.



DISTORSION
La información privativa del testigo, que es aportada para la elaboración de la experiencia de forma inconsciente, es expuesta por el “agente externo” de forma distorsionada para que el observador no sea capaz de reconocerla.
El material informativo del testigo que es utilizado por el “agente externo” puede proceder de diferentes fuentes, desde aficiones, literatura, televisión, cine, estudios, trabajo, entorno, etc. 


La famosa abducida Betty Hill aseguraba que en el interior de un OVNI, sus tripulantes le mostraron un mapa estelar donde se observaban las rutas "comerciales" de los extraterrestres. Sin embargo éste no era mas que una distorsión del mapa del desembarco de Normandía (imagen superior) que veía con cierta frecuencia Betty en sus reuniones con la asociación por la Defensa de los Derechos Civiles. Ambos mapas coinciden casi a la perfección.





Todos estos recursos ideográficos serán utilizados para la fabricación de la escena proyectada ante los ojos del testigo para que crea realmente que está presenciado un aterrizaje OVNI. Esto explicaría por qué existen tantos tipos diferentes de “platillos volantes” y “extraterrestres”. Ya que, al utilizar el “agente externo” tanto y tan divergente material ilustrativo para la construcción de las experiencias es lógico que hallemos esta amplia diversidad, en tamaños y detalles.
.



PROYECCION HOLOGRAFICA
Tras la comunicación/interacción con la psique del testigo, el “agente externo” obtiene la información necesaria y fundamental para la elaboración de la “proyección holográfica” que recreara un aparente, pero ilusorio encuentro cercano con OVNIs. Esta proyección puede ser visible por personas ajenas al testigo, aunque como se trata de un fenómeno que tiene una base “psíquica” desconocida, es muy probable que la percepción de la proyección pueda variar en detalles de un observador a otro, o, incluso algunos individuos presentes pueden no percibirlas claramente. El testigo puede interactuar con la proyección, acercarse y adentrarse en su interior e incluso tocarla.



MATERIA EFIMERA
El “agente externo”, en ocasiones, puede otorgar materia a la “proyección holográfica” para conferirle una momentánea y quimérica presencia física y tangible en nuestro entorno. Por ello, las huellas y restos suelen aparecer en algunos incidentes y en otros no, independientemente de la dureza del terreno para facilitar estas marcas.

Sangonera la Verde (Murcia). El 1 de julio de 1979 se produjo un aterrizaje OVNI. Aunque, según los testigos, un humanoide gigante anduvo por la zona, cubriendo una distancia de unos 800 metros, sólo se pudieron hallar 2 huellas. Una parcial y una completa.





 De la misma forma, esta circunstancia explicaría un buen número de anomalías asociadas los encuentros cercanos con OVNIs: 1.- Que los OVNIs puedan desplazarse entre la vegetación o  cables de alta tensión sin producir ruidos, impacto o rotura. 2.- La aparición de zonas quemadas, restos o afectadas por el aterrizaje de un platillo volador en determinados casos y en otros no, pese a estar en juego los mismos factores condicionantes. 3.- Que el número de huellas halladas en el terreno sea insuficiente o inexplicable para el fenómeno observado. 4.- La inmaterialidad presentada en múltiples casos por los humanoides, capaces de atravesar paredes o cercados sin problemas. 5.- El silencio generalizado de muchas experiencias.




ARQUETIPOS BASICOS RECONOCIBLES
El “agente externo” incluye en sus proyecciones modelos de conducta arquetípicas en los tripulantes de los OVNIs, muy definidas y perfectamente reconocibles, para facilitar la asimilación y desarrollo de las experiencias. Por ello, en la mayoría de los encuentros cercanos se informa que los ocupantes de los platillos voladores, independientemente de su aspecto externo, que pueden ser radicalmente diferentes de un incidente a otro, presentan unos mismos patrones de comportamiento. De esta forma, los supuestos “extraterrestres” suelen dedicarse, básicamente a 3 acciones “universales”: 1.- A explorar los alrededores. 2.- A la recogida de muestras del terreno o del entorno. 3.- A la reparación de la aeronave.

En innumerables incidentes los testigos describen que los ocupantes de los OVNIs están recogiendo muestras del terreno, Como ocurrió en el célebre caso de Gary Wilcox (Nueva York, 1964).






Todas estas acciones son extrapolables a un hipotético explorador/astronauta terráqueo, de ahí, que cumplan a la perfección su misión de integrar conceptos humanos en unas experiencias sobrenaturales.
Además estos 3 comportamientos arquetípicos suelen ir acompañados de una gesticulación de sorpresa, por parte de los  “extraterrestres”, al detectar la presencia de los eventuales testigos. Lo que indicaría que los ocupantes de los OVNIs se muestran asombrados o incómodos ante la “inesperada” presencia humana, lo que les lleva a huir inmediatamente del lugar. Toda esta pantomima no deja de ser un vil engaño destinado a la manipulación de los testigos, ya que, si siguiéramos el planteamiento de la visitación alienígena, los supuestos ocupantes del OVNI deberían ser conocedores, de antemano, de que el lugar elegido para el aterrizaje no se encuentra en una zona aislada en medio del campo o un desierto, sino que en la mayoría de ocasiones se localizan al lado o mitad de una carretera, junto a una vivienda, o colindando con cualquier actividad humana.
De la misma forma una de las acciones más reconocibles de los ufonautas es iluminar o paralizar a los testigos con armas, bolas, utensilios, focos, etc. que desprenden una potente luz.




CREATIVIDA ONIRICA/FACTOR ABSURDO
El proceso que da paso a la creación de la “proyección holográfica” es denominado por la Teoría de la Distorsión como creatividad onírica, ya que su funcionamiento y desarrollo es muy similar al desplegado por la psique humana durante el sueño. El material inconsciente del testigo, es proyectado por el “agente externo” mediante una forma de creación, que podíamos calificar como “artística”, que contiene muchos de los elementos absurdos y distorsionadores que hallamos en los sueños. Por ello, la información privativa del testigo se encuentra distorsionada de una forma muy semejante a la que suele aparecer en los sueños.

El arte como los sueños muestra a veces un lenguaje abstracto que pretende expresarse mediante una mecánica diferente a la habitual. Ilustración de la revista Wonder Stories. 1931





Este proceso daría explicación a uno de los mayores enigmas asociados a los encuentros cercanos: El Factor Absurdo. Todos esos detalles incoherentes que encontramos en las experiencias OVNIs, y cuya único designio hasta el momento, según la mayoría de los investigadores, era restar credibilidad al fenómeno de cara a la opinión pública.
Sin embargo, bajo el prisma de la Teoría de la Distorsión, este incongruente aspecto es mucho más sencillo de lo que parece. La propia mecánica interna de la creación de este tipo de experiencias, lleva inherente la incorporación de estos elementos absurdos e incoherentes, fruto de la participación inconsciente de los testigos.
Por tanto estos detalles absurdos carecen totalmente de significación especial o transcendental, más allá, del valor creativo/artístico expresado en una “proyección holográfica” cuya misión es la de presentar una ficción muy similar a los sueños en desarrollo y puesta en escena. Aunque eso sí, con unos propósitos y finalidad totalmente desconocidos.









JOSE ANTONIO CARAV@CA



Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor. Propiedad de José Antonio Caravaca.